VOCACIÓN, CONSAGRACIÓN Y MISIÓN DE HERMANO

Publicado Septiembre 17, 2019

Por R.P. René Pérez Díaz, cmf
Comparte en  

Como parte de un proceso de adhesión al Instituto de los Hijos del Inmaculado Corazón de Ma. después de unos años de haber profesado temporalmente, y habiendo discernido la decisión de emitir sus votos religiosos de manera perpetua, el Est. Juan Carlos Bugarín Lara, cmf profesó de manera definitiva.

El pasado 14 de septiembre en la Eucaristía de las 12 pm, en el templo de San Antonio Ma. Claret, estando presentes familiares cercanos, principalmente de sus papás Doña Lupita Lara y Don Federico Bugarin, un número significativo de claretianos de las comunidades de la CDMX y Toluca, un nutrido número de fieles de las tres comunidades de la capital y sobre todo representantes de la comunidad de sordos del Centro Clotet y de San Hipólito, y de la misión de la Costa Chica, Oax., ratificó su compromiso de consagración a Dios, emitido desde su primera profesión.

La celebración estuvo cargada de elementos llenos de simbolismo: la presentación del profesando, realizada por el P. Marcos Garnica, cmf quien fuera su formador recientemente y quien de esta manera marcaba el final de un proceso inicial de formación, la compañía de su padres quienes le dieron la vida biológica y que  estaban en su búsqueda de la vida plena, la entrega de una cruz signo de consagración, la emotiva homilía del M.R.P. Provincial Enrique Mascorro López, cmf, que invitó a Juan Carlos a entregar su vida en el anuncio del Evangelio desde la sencillez y la generosidad y finalmente la  emisión de la profesión de los tres votos de castidad, pobreza y obediencia que sellaron ese acto de consagración.

Y como emotividad con emotividad se paga, el ya profeso perpetuo Hno. Juan Carlos Bugarín, antes de finalizar la celebración agradeció el apoyo a lo largo de su proceso de vida y formación, empezando por sus padres, su formador, a los grupos pastorales que lo han forjado en su vocación misionera. Una mención especial, la dirigió a la comunidad de sordos, de quienes afirmó que han configuraron su vocación de misionero hermano.

Al finalizar la eucaristía, hubo un brindis en el salón guadalupano, con la presencia un buen número de feligreses quienes conmovidos y alegres por lo presenciado, le mostraron su afecto y le hicieron saber su felicitación.

Más tarde, en torno a la mesa, con amigos cercanos y familiares, aún con el gozo que da la entrega total por el Reino de Dios, se vivieron momentos que quedarán en la memoria.

Comparte en  
Visto 632 veces
Pie

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador