ATISBANDO A LA ETERNIDAD, CON ESPERANZA Y GOZO

Publicado Noviembre 05, 2019

Por P. René Pérez Díaz, cmf
Comparte en  

Como lo marcan nuestros documentos, acudimos los claretianos de las comunidades de la zona metropolitana al panteón español para orar y honrar la memoria de aquellos misioneros que nos antecedieron en el trabajo por el Reino.

En torno al mediodía, nos congregamos en la capilla del panteón para la celebración eucarística y después de los saludos discretos, dado el motivo del encuentro, el Padre Mario Gonzáles, superior de la comunidad que organizó este momento, presidió la celebración en representación también del Gobierno Provincial.

Como parte del saludo inicial hizo mención de nuestros documentos donde se nos manda recordar y honrar a nuestros difuntos, y más adelante en la homilía utilizó un texto del libro “Claret contigo” que refería la muerte de Claret y del libro “Profesión misionero” que alude al fallecimiento de Xifré; dos personajes fundamentales en los inicios de la Congregación.

El altar estaba ambientado con un cartel que sobreponía los rostros de los claretianos fallecidos en el sexenio, a una ofrenda muy a la tradición mexicana, que sirvió para el desarrollo de una dinámica en la que al mencionar a alguno de los claretianos recién fallecidos se fueron diciendo espontáneamente algún rasgo o cualidad que nos haya inspirado y por lo cual agradecemos a Dios. La dinámica corrió con cierta fluidez, y recordamos entre gratitud y nostalgia, la cordialidad de Macario Sánchez, la fuerza de voluntad de Santiago Sánchez, la entrega de Román A. Moreno, la sencillez de Luis Guzmán, la gentileza de Miguel A. Nieto, el carisma de Roger D. Martínez, el buen ánimo de Baltasar Vilchis y la chispa e ingenio de J. Rodolfo García; todos ellos se convirtieron en nuestra “ofrenda a Dios” en el día de los difuntos claretianos.

La celebración tuvo su prolongación en otra mesa, en la que la comunidad de San Hipólito, ofreció alimentos sencillamente preparados pero con sabor fraterno.

Este evento que ya se ha hecho una tradición en la capital del país, tuvo ahora réplicas, como la realizada en Toluca, en donde la comunidad en pleno acudió al panteón donde descansan los restos de misioneros claretianos fallecidos en la comunidad madre.

¡Dales Señor del descanso eterno, y brille para ellos la luz perpetua! DEP

René Pérez Díaz, cmf

Superior de San Antonio Ma. Claret CDMX

Comparte en  
Visto 316 veces
Pie

CMF

Acceso CMF

Acceso al área reservada para los miembros de la Congregación.

Acceda con la cuenta proporcionada por el Administrador